1: Disfruta de un desayuno mediterráneo completo con frutas frescas, nueces y yogurt natural.

2: Prueba un delicioso batido de espinacas, plátano y leche de almendra para empezar el día con energía.

3: Prepara un tazón de avena con almendras, fresas y miel para una opción rápida y saludable.

4: Experimenta con tostadas de aguacate y huevo pochado para un desayuno lleno de proteínas.

5: Date un capricho con pan integral con tomate triturado, jamón serrano y aceitunas para un sabor mediterráneo auténtico.

6: Sorprende a tu paladar con una tortilla de espinacas y queso feta, acompañada de una ensalada fresca.

7: Disfruta de un smoothie bowl de mango, plátano y semillas de chía para una explosión de sabor y nutrientes.

8: Prueba un desayuno de bowl de quinoa con frutos rojos, aguacate y huevos revueltos para un desayuno completo.

9: Comienza el día con un parfait de frutas, yogur natural y granola para una opción equilibrada y deliciosa.

como compartir suscribir