1: Desayuno de yogur con frutas frescas y semillas de chía: una opción rápida y rica en hierro.

2: Tostadas integrales con aguacate y tomate: fácil de preparar y perfecto para empezar el día.

3: Batido de espinacas, plátano y almendras: una alternativa saludable y antiinflamatoria.

4: Huevos revueltos con espinacas y champiñones: una combinación deliciosa y nutritiva.

5: Avena con frutos rojos y nueces: ideal para personas ocupadas que buscan energía.

6: Ensalada de quinoa con pimientos y aguacate: una opción ligera y llena de nutrientes.

7: Smoothie de frutas del bosque y espinacas: una manera rápida de consumir hierro y antioxidantes.

8: Pan integral con hummus y tomate: una opción sabrosa y fácil de preparar en minutos.

9: Tortilla de patatas con espinacas: un desayuno clásico mediterráneo que no te decepcionará.

como compartir suscribir