1: Comienza tu día con un sabroso batido de frutas y yogurt, rico en vitamina D y antioxidantes para energizarte.

2: Prueba los huevos revueltos con espinacas y champiñones, una opción deliciosa y saludable para empezar bien tu mañana.

3: Disfruta de un tazón de avena con frutas frescas y nueces, una combinación perfecta para obtener tu dosis diaria de vitamina D.

4: No te olvides de los smoothie bowls con plátano, bayas y semillas de chía, una opción colorida y nutritiva para mamás ocupadas.

5: Las tostadas de aguacate con tomate y queso feta son una excelente alternativa para un desayuno rápido y saludable.

6: Opta por un parfait de yogurt con granola y frutas, una opción ligera y deliciosa para empezar el día con buen pie.

7: No hay nada como unos panqueques de plátano con almendras y miel, una opción indulgente pero saludable para consentirte.

8: Prueba los muffins de zanahoria y nueces, una opción dulce y saludable para un desayuno lleno de sabor y vitamina D.

9: Termina tu búsqueda del desayuno perfecto con un smoothie verde de espinacas, piña y coco, una opción refrescante y cargada de antioxidantes. ¡Delicioso!

como compartir suscribir